Estás leyendo sobre Columnas

Hoy fenómenos no hay ni en los circos

para articulos circo
Momento: Espacio mínimo en que el tiempo se divide. Importante. De entidad. De peso. Con frecuencia. Repetidamente. No darse. No aprovecharlo. El crítico.
Tiempo: Duración de las cosas. Época en que suceden. No tenerlo. No aprovecharlo. Haber mal tiempo (meteorología) Un grito “a tiempo”.-
Decíamos hace días que sería complicado, por distintos motivos poder expresar lo sucedido con nuestro combinado maragato. Para quien ha disfrutado de este maravilloso deporte, nos hemos encontrado como mucho en el cielo, en el infierno y en el purgatorio; los deseos de éxito son en la mayoría de los casos motivo principal para obnubilar la visión y el razonamiento sereno, para “hacernos los osos” según convenga. Y este año por demás conocidos… ¿ Qué exigir ? ¿ Qué esperar ?
El fútbol imprevisible tiene también lógica, basada en algo silencioso que bien aprovechado, con análisis y sapiencia, EL TIEMPO NOS BRINDA.ENSAMBLE hoy más que nunca IMPRESCINDIBLE para un deporte colectivo que exige como nunca, cubrir todos los espacios, aprovecharlos, transitar por los vacíos y crearlos al mismo tiempo. No es sencilla la cosa amigos, junto a la técnica fina y la preparación física reglas de oro. ¿ Qué aportaría San José en el debut ?
Técnica en quienes conocemos, “picardía” en varios; lo demás no se logra por mandato divino.
Sabíamos todos que el tiempo iba en contra de nuestros intereses, pero sucedió que San José tuvo MOMENTOS, sobretodo de los 8 a 10 minutos hasta el “manotazo salvador” de Leonardo Jerez a los 27 o 28, no se había pasado mayores “apurones” y donde presionando y peleando cada pelota, estuvimos a punto de abrir el score, pegando en varias ocasiones pelotazos en una defensa roja desorientada, “apedreando el rancho” como decían los hinchas locales, con cruces de diálogos entre los defensas de crítica más que de estímulo, claramente visto desde la zona donde estábamos.
Las derrotas no dejan a nadie conforme, San José peleó los 90 minutos, fuimos superados en el segundo tiempo en varios momentos, se jugó en algunos momentos de manera más que aceptable, hubieron debuts esperanzadores, bien lo de Suarez en el medio que será de gran utilidad en el futuro, la recuperación física de Hernández, los “chispazos” de Cabrera, por citar algunos de los muchachos, pensando y esperando que en el próximo encuentro podamos mantener un ritmo más constante durante los 90 minutos.
Lo demás llegará o no, por eso lo distinto que estos encuentros tienen, por lo que “se pone” o se siente; que no sea poco el tiempo, son cortas estas clasificaciones y frente a elogios y miedos inventados, no estamos tan lejos, no es tan “grande” la diferencia ni hay que “enloquecerse” por rivales fenomenales.
Hoy fenómenos no hay ni en los circos.
Salute.-

ROBERTO SORIA CONDE

Generaciones campeonas del 48, 49, y 50

liceo
liceo3
liceo2
liceo4
Una tardecita gris y lluviosa simple y común de primavera, colocaba la escenografía para un homenaje también simple y común, pero cargado de sentimientos. Se realizó al costado de aquella cantina liceal que todos conocemos y recordamos junto a sus viejos bancos, testigos de tantas y tantas generaciones. Varios fueron los jugadores que se hicieron presentes, amigos y familiares con fotos de aquellas selecciones de basketball liceal, y recordando al llegar los bancos y los salones de su “liceo querido”. Charlaban de aquellos años 1948, 1949 y 1950, de los compañeros que “se adelantaron” en el tiempo, de los que no ven hace un tiempo, de los triunfos, de los viajes a Montevideo y del empuje fundamental que significó el liceo y sus “profesores amigos” para hoy poder disfrutarlo y agradecerlo en persona.

Con la presencia del Intendente Municipal José Luis Falero (compañero liceal de alguno de ellos), la Directora Miriam Arnejo y el precursor del homenaje Roberto Soria Conde, se descubrió un cuadro con las fotos de las tres generaciones ganadoras, que será el encargado de mantener en la pared estos acontecimientos únicos de nuestro deporte en la memoria.

Cuando estabamos levantando los trofeos conquistados entre otros por él, en un sencillo y emocionado acto con sus compañeros de las conquistas nos llegó la noticia del fallecimiento de Andrés Echeverría, “el Vasco” Echeverría. Jubilado, Doctor en medicina, viviendo desde hace años en Migues.

El martes pasado hablamos con él para invitarlo al reencuentro, nos dijo de su problema de salud, nos agradeció y casi textualmente nos expresó: “mandale un abrazo a todos, que siempre los llevo en el fondo de mí corazón”.
Todavía nos parece increíble que hoy sábado tengamos que escribir estas líneas, recordando al jugador notable, fino, de la categoría del olímpico Héctor García Otero. De esa categoría era “el Vasco”, de lo mejor que hemos visto, teniéndolo como “espejo” del “pepe” Schiaffino si fuera Fútbol.

Gracias “Vasco” por tu amistad, tus clases de basketball, por tu modelo de vida.

Por Roberto Soria Conde.

Aquellos muchachos del Liceo…

basket liceo
El viernes 1 de noviembre a las 19.00 horas, motivados por los 100 años de nuestro Liceo y sus nuevas obras, brindaremos un modesto homenaje, como reconocimiento a quienes en 1948, 1949 y 1950 llevaron el basket estudiantil de San José a hazañas inigualables.
Trataremos que el “Vasco” Echeverría, que anda por Migues, el “Negro” Morales que vive en La Paloma, Fermín Nantes, Aníbal Estrade, “Purrete” Antognazza, el “Chinchudo” Fernández, junto a nuestros vecinos, la “Mulita” Cobas, el “Gurí” Silvera, el “Chacho”, el “Tito” y otros estén presentes.
Muchos se nos han adelantado, la “Tona” Puig, “Pinocho”, “Pedrito”, el “Facha” y el “Vizco” aquí también unidos. Los que fuimos sus admiradores y amigos junto a sus familiares, volveremos al viejo patio, a sus salones y a los recuerdos; y decirles de nuestro agradecimiento.
Los esperamos a todos.

Roberto Soria Conde

Goles de todos colores

Milla

Entrar “la guinda” en la portería. Una de las tantas definiciones para el acto, la situación más buscada, más festejada del fútbol: EL GOL.
Por suerte y por inteligencia de los que mandan, la FIFA; la reglamentación se ha mantenido firme y ni siquiera se ha intentado, como sucedió en el basket, cambiar “su valor”, todos valen UNO.
Desde épocas pasadas, más románticas donde existía más ingenio, más “chispa” y que como los “punteros de raya” han desaparecido, las hinchadas, los fanáticos , toda la gente de fútbol definió, no importando el resultado, al GOL de variadas maneras.
Algunas han pasado al olvido, por ejemplo: “gol de chiripa” que según mi modesto Sopena “en el juego, jugada que resulta favorable por casualidad” nadie la utiliza. “El gol de Zapallo”, sin explicación, no hay argumentos para relacionar esta planta de pulpa comestible con el fútbol, utilizado como “el nabo” y la zanahoria para “bautizar” a algún conocido no muy “avispado”. Otra: “el gol de tarro”, vaso de distintas materias, más alto que ancho, dejada esta de pronto “por rotura” ; que se yo. El “gol de ojete”; página 730 Sopena: agujero con que se adornan algunos bordados, ojal redondo. Ano. No aconsejable para utilización verbal, sintamos satisfechos con lo que vemos en la TV.
Uno de los más utilizados: El “gol de culo”, que NO es que se produzca por el golpe que dan las asentaderas a la pelota, sino tal vez involucrando al juego de “La Taba”, cuando no cae suerte o cae “Chuca”. Esto lo averiguan ustedes.
Y quedarían los del azar, “los de liga”, también porque “se tiene DIOS aparte, ventura, no Lino el actor, hado esta fuerza desconocida que los que se consideraban cristianos, obraba irresistiblemente sobre los hombres y los sucesos. Los llamaban “gentiles” a quienes así opinaban, causas encadenadas que producen su efecto, efecto que hace unos días aquí fue determinante.
Goles y goleadores a quien don Ricardo Lombardo, de “la viola”, de la cuna hoy desaparecido, nos ilustraba sobre los que “la mandan a guardar” tres estilos: “académico y sutil, uno, de potencia y velocidad, el otro; de fuerza y tenacidad el restante. ¿Cuál extrañamos o preferimos? Es difícil la elección, ojalá sigan existiendo y creando emociones como nadie; y a nosotros se nos “prenda la lamparita” para aportar modestamente alguna definición “con chispa”.-

ROBERTO SORIA CONDE

Vos, de qué cuadro sos hincha ?

hincha
No se cuantas veces hemos cambiado opiniones con amigos, conocidos, gente vinculada al fútbol desde siempre, de las dificultades , de problemas hoy agravados, de las “moñas” que realizan dirigentes, simpatizantes, colaboradores para llevar a “su cuadro” adelante.
Y renace ese pequeño análisis por comentarios de llevar nuestro fútbol al régimen profesional, régimen este que no goza de muy buena salud. Pero más adelante ampliaremos esto. Pero, “el cuadro” de uno, que es ? Que ha sido, que le espera, cómo surgió, como se mantiene, seguirá existiendo ? Toda publicación informativa a la que uno puede acceder, que no es mucha y siempre insuficiente en busca de “verdades” lo enfrentan, desde el inolvidable “Pele” Rodríguez Diana a Fontanarrosa, Manini Ríos, Franklin Morales, Nilo Couto, Galeano, Pippo, Rafael Bayce, Davy, por nombrar algunos, sacando conclusiones de que lo por ellos escrito de distintas instituciones, dejan una cantidad de enseñanzas.
Nunca fue fácil el mantenimiento en el interior de los clubes, pero siempre se ”salió a flote”. En nuestro departamento son escasos quienes por problemas económicos desaparecieran y si a ello le sumamos que más de una de ellas jamás ha logrado un título trascendente… ¿Qué las sostiene, de dónde se sacan energías, esperanzas, ideas, la fe para continuar la lucha?
Nuestro decano por definición del “Pele” creado por jovencitos en calle Solís y Artigas “obra social-deportiva que marca un jalón en la historia del fútbol maragato” agregando que “no solo es un cuadro de fútbol en la consideración del pueblo deportivo”. Las otras instituciones con sus barrios poderosos, soñadores, emprendedores, con gente muy valiosa apoyando la juventud, brindándoles ayuda, consejos, luchando diariamente, robando el descanso de horas, por la sola compensación de ver los colores domingo a domingo en los escenarios. Desde todos los puntos de nuestra ciudad, el barrio Industrial, el del Abasto, el barrio “Yaguarón”, el el Exposición, el Ogando dividido por “los trico” y “la tribu” por recordar los mas “veteranos” tuvieron “alma” esa esencia que los más humildes es más sincera, franca, individualista defendiendo “su zona” y su gente, creyendo que es esa parte vital que no los deja desfallecer.
Hay que sentir y vivir de esa manera especial esas sensaciones, cualquier no las puede experimentar por existir raíces profundas que las sostienen. Por eso al sentir “voces modernas” que buscan un solo representante para nuestro fútbol, donde lógicamente tentarán y se llevarán los jugadores mejor dotados, o los mejores cotizados, quien sabe por quién, no olvidar que estos viejos clubes con todo su historia, no solo valen por sus defensores del momento. Agregamos que advenedizos y gente con ideas que en el momento se encontraron “distintas” y hasta risueñas, duraron lo que un lirio, siempre hubo en San José.
Y para finalizar cumple: objetivos de largo y corto alcance. Objetivos por edades; objetivos con otros deportes PARA TODOS, no solo para habilidosos, tienen sus fiestas, reuniones y otras actividades, prestan servicios en sus barrios, representan a su club en distintos medios, buscan siempre nuevas metas. No queremos ni pensamos volver a la época de “llevá la bolsa y el botiquín” pero tampoco hacerse los “distraídos” por el ingreso de algunos míseros dineros.

ROBERTO SORIA CONDE
Roberto Angel

Noticias, chismes, pálpitos, divorcios, casamientos…

Bus
Noticias, chismes, pálpitos, divorcios, casamientos, suba del dólar, la humedad vió, precios de frutas y verduras, turf, fútbol; quedan temas a pedir del consumidor que en toda reunión, y en cada rueda, es presidida por una persona que tiene bien ganada la fama de “llenapelotas”. Pero somos, unos más y otros menos, conversadores y si a eso le agregamos que “nos vacunaron en la hora” uno a cero, que nos “calentamos con OSE, UTE, BPS”, temas buscamos para pasar un rato agradable.
Comentan que el hombre con esto de las modernizaciones y la globalización se encuentra más informado, declarando el ex presidente Jorge Batlle, “el hombre es más libre, pero al mismo tiempo más solitario” internet por medio, (Raúl Legnani, mayo de 1996).
No se frecuentan penas de café, lugares tradicionales de “cambios de opinión”, pero se conversa de todo eso no hay dudas.
Un informe, de esos que uno no sabe de donde sale ni como, nos pone al tanto de que compramos por 138 millones de dólares a China en pocos días en teléfonos amigos, cifra que asusta por la cantidad de habitantes en el Uruguay.
Por comodidad, por cuestiones de distancia, de clima y de alguna responsabilidad, chiquita, somos clientes del servicio urbano de ómnibus local, siempre desde nuestro barrio “al centro”. Diez o doce minutos y allí por sordera, por falta de conocimiento del uso, aunque no nos interese ni nos importe el tema, somos receptor pasivo de recetas de cocina, “datos” para el 5 de oro , embarazos sorpresivos, algún “afane”, estado de los enfermos y demás.
De diez que viajamos, ocho con el “aparatito” funcionando.
EEUU quiere darle captura a un joven ex empleado que denunció a organismos mundiales, de una especie de espionaje, saben de todo, de todos y en todos lados del mundo todo quedaría registrado. La privacidad parece que no existe, como añoramos a dos inolvidables vecinos, el Dr. Fernández y “Chiquín” Invernizzi, que del brazo daban dos o tres vueltas a la Plaza 33 y se ponían “al día” sin testigos ni escuchas.
Otro caso, el del inolvidable “Bocha” Peraza, caminante solitario, que hablaba con las estrellas de sus sueños, de sus amores…
Hasta la próxima.
Roberto Angel

ROBERTO SORIA CONDE

Para “el tipo”

Para el tipo¿ Por qué “el tipo” llega a una institución?
¿ Por qué “acostumbra” a un grupo?
¿ Por qué va “acomodando” sus sueños junto a los demás?
¿ Por qué deja la bandera y el redoblante y se calza “los tarros”?
¿ Por qué se entrena y deja las “salidas” y el primer cigarrillo?
Todos tendrán “su explicación” y cuando por fin llega al plantel principal, los triunfos, algunas derrotas y el camino recorrido se comienza a aclarar y a darle “al tipo” esa alegría que cuando pone la cabeza en la almohada disfruta como nadie, él mismo se encarga de comenzar a desmoronarlo.
Una lesión, la “acumulación de tarjetas”, el bajón lógico de todo deportista, y “el tipo” pierde la titularidad y se “aluna”.
Que lo ponen pocos minutos, que no lo ponen, que lo sacan; sin tener en cuenta a sus compañeros que también esperan, desean ser parte activa y que los que están adentro están defendiendo sus pesitos, el prestigio del equipo, y que el cuerpo técnico con sus errores y aciertos es quien considera los que deben estar y los que “esperan”.
Claro que no es lindo “estar en el banco”, pero no hay que desesperar, todos son necesarios, los campeonatos son cada vez más duros y largos y no son para los que se entregan “en las primeras de cambio”.
En los momentos para él duros, “el tipo” tiene que demostrar su temple, que no solo se gana estando dentro del campo, se gana con compañerismo, se gana con amor propio, “ya voy a volver a ser titular”, se gana “mordiéndose”, se gana con el “vamoarriba” y estando siempre en primera línea.
No quedándose en la casa y tirando el bolso para un rincón.

ROBERTO SORIA CONDE

Convicción

En este país que tanto le debe al fútbol, aunque muchos no quieran reconocerlo, sobre todo aquella generación de intelectuales del 45, pensamos que recordando fechas y acontecimientos, por lo menos nos ubican en el mapa, se agrava ello por la falta de hombres que le dedicaran tiempo y conocimiento su cultura para documentar en folletos o libros.
Fueron escasos nos parece los aportes, por eso cuando una persona como Tomás de Mattos nos sorprende el viernes 24 con una nota: “Tan solo desde doce pasos”, la leímos de un tirón.
Con un boceto futbolístico de la ejecución de la pena capital del fútbol, y sus recientes espantosas ejecuciones para desgracia de “los bolsos”, él lo sufre agregando “que me viene ocurriendo muy a menudo” esto que es mas propio “de un partido de barrio”.
Aporta su opinión donde “la CONVICCIÓN que solo da una práctica hasta el extremo de ser una rutina exagerada”. Tiene toda la razón, pero Tomás no debe ignorar que los futbolistas son bastante haraganes la gran mayoría y nada de “trabajos extras”, como practicar penales fuera de horarios como Scarone, y que si en edades de formación no se aprenden esos detalles técnicos, después puede ser tarde.
CONVICCIÓN, convencimiento, y nos asaltaron dos anécdotas: una a nivel olímpico y otra casera.
Cuando Uruguay en aquel primer sueño de 1924 perdía 1 a 0 contra Holanda, el Vasco Cea empata, y luego teniendo los celestes un penal a favor, tomó la pelota Perucho Petrone (que tiraba una pared abajo de un pelotazo) el mismo Vasco Cea se la pide, se la da a Scarone y le pregunta: “¿lo metés?”, “lo meto” contestó Héctor; gol y a un paso de la final, convicción total.
En una decisión mayoritaria de la comisión de Central, nos comunican que a partir del próximo partido nos aumentaría el dinero por partido ganado, basado en diferencia de goles, más goles, algún pesito más. Se produce un penal a nuestro favor, y sin pretender tirar ni mucho menos, tomo la pelota abajo del brazo y siento que algo me frena y una voz bajita me expresa: “dejá Roberto, yo lo tiro que ando recontra “pelado”. Guillermo Pérez: ¡ que iba a errar ! Uno de los mejores para darle “a la de cuero” en todos los tiempos, convicción total de no errar y estaban los “pesitos” en el bolso.
Habilidad, práctica, dedicación, pero confianza que contagiaba.
Un jugador, considerado el mejor del mundo en su momento, un compañero inolvidable de algunas travesuras.
Hasta la próxima amigos…

ROBERTO SORIA CONDE

Murguero y “canillita”

Nos dejó Carlitos Corbalán; murguero y “canillita” desde siempre. Casi, no estoy seguro, el último de los legendarios que existieron en San José. Una “raza” que fue por las calles maragatas, jubilación y poco más. Carlitos alternó tenidas de fútbol, aquel del “Rengo” Espina, netamente barriales y su gran pasión: el carnaval.

Decíamos tiempo atrás, como iban desapareciendo oficios que fueron tradicionales en nuestra ciudad, no sé si para bien o para mal, no surgían otras para que como fuente de trabajo  llenara esos espacios. El término “canillita” pareció siempre como un diminutivo, algo “chico” y aceptamos el de “diariero” para suplantarlo o representarlo y nos surgieron infinidad de nombres: Mario Puga, “el negro” De los Santos, “la vieja” Prieto, Mauro y “Lalo” Tagliabúe, José Corbalán hermano de Carlitos (gran maratonista), “el patero” García, los hermanos Florio, “el lulo” García.

Época  en que iban a buscar el diario de última hora a Raigón, para no esperar la llegada del tren a San José y desde allí comenzar el reparto, evitando la demora de la entrega en la estación con las otras encomiendas.

Se asegura que estamos  adelantados en la información, que llegan “más rápido”, se valora “la exclusiva”  esa más colorida e interesada,  pero también “más fría”.

Hoy las noticas se reciben como las entradas: “de garrón”, personales e intransferibles; pensamos que quienes las recepcionan,  no saben del olorcito del pocillo en el café nocturno, ni del “calorcito” de las discusiones por un gol errado, un préstamo no conseguido o una “media cabeza” mismo en el disco.

Crean. Así se esperaba a ellos como esperaba un pibe a los reyes un seis de enero, los coleccionistas a Tarzán en el suplemento de “El Día”. ¿Cuando se casaría el Mago Mandrake con Narda y se dejara de molestar su esclavo, Lotario? ¿Cuando “El Fantasma” y su noble perro Lobo, que llegaron a ser casi como de la familia, terminarían con “los malos”, cuando “El pozo de la dicha” nos traería la fortuna?

Alegrías, tristezas que ellos con su trabajo tan particular nos brindaron y al decir del poeta, como para escribir, tuvieron para vivir, esfuerzo, inocencia y honestidad.

 

ROBERTO SORIA CONDE

La filosofía de la cantera

Un título nos llamo la atención  sobre la coronación del Barcelona, lógica, merecida y esperada por  todos: “La filosofía de la cantera”.

Afirma el fenomenal jugador holandés  Johan Cruyff que la escuela holandesa es creer en la cantera, que el sistema de juego es el mismo en todas las categorías y que los entrenadores de primera división creen y están convencidos del trabajo realizado en lo que nosotros conocemos como formativas;  y es lógico y razonable que desde la base se tenga un concepto claro, definido de cómo JUGAR en un deporte colectivo.

Agrega: basarse en la posición del campo con un esquema, TRABAJANDO lo mismo desde pequeñitos, aclarando con toda razón que cuando el joven llega al fútbol de alta competencia su adaptación es más rápida y más cómoda.

Todas verdades, y sin ser uno nadie como le gustaba decir a Wimpi; le agregaríamos que a los conceptos manejados, ubicación, posición y esquema táctico,  tienen su origen y llegan por algo que se llama técnica y su dominio, que desde que el niño toma contacto con su primer pelota, hay que hacerle sentir, disfrutar, idealizar y mejorar; por más que busquemos marcaciones, definiciones, las torpes llamadas “jugadas de laboratorio”, el “milagroso” pizarrón, los bloqueos de moda y demás “mañas”, la regla de oro amigos es LA TÉCNICA.

Sin ella, sin su enseñanza correcta, sin su reiteración “cargosa”, pesada en muchos momentos, donde se le marque al chiquilín SU EVOLUCIÓN día a día, hora a hora donde él viva junto a su entrenador la MEJORÍA REAL; nos parece que no se podrá esperar resultados medianos y menos  mejoría en un futuro  más claro. En otras categorías con otros compromisos, hay que GANAR no existe tiempo para mejorar, para afinar. Los mas conocedores en esos primeros y fundamentales pasos deben estar, sino aquello de que “el árbol que nace torcido jamás su tronco endereza” tendrá total vigencia, corriendo todavía el riesgo de que si lo queremos enderezar se nos quiebre o que sus ramas ya estén secas.-

ROBERTO SORIA CONDE