Una historia hecha de Goles

Central tiene la chance más importante de su historia este domingo, nunca había llegado a definir la Copa de Clubes con tantas posibilidades de coronarse campeón como en este 2012. El equipo decano llegó a esta instancia sobre la base firme de un excelente plantel, con jugadores de experiencia y categoría en todas sus líneas, pero con un jugador que sobresale y se destaca por sobre los demás, siendo la manija y el motor del ataque, además de estar ubicado en la primera posición de la tabla de goleadores, Pablo Cabrera.

Tiene 29 años, llegó al fútbol maragato para jugar en San Lorenzo, donde logró su primer Liga Mayor en 2009 en la que fue más que protagonista con goles importantísimos, y coronándose como la gran figura de aquel equipo de José Luis Illada. En 2011 llegó a Central y estuvo destinado a ser protagonista, siendo de los mejores en la Copa de Clubes en donde el decano quedara afuera en aquel recordado partido con Ferro, en donde incluso marcó 2 goles. En ese mismo 2011 logró su segunda Liga Mayor, esta vez en el equipo decano, siendo una de las grandes figuras del equipo de Cabrera, donde convirtió 9 goles, quedando detrás de Sebastián Gandini quién fue el máximo artillero decano con 13 goles. Pablo Cabrera es temible cerca del área, con una potencia impresionante, y un dribling exquisito se ha convertido en los últimos años en el mejor jugador de la Liga Maragata, además de haber tenido buenas actuaciones con la camiseta de San José.

Pero sin dudas este es el mejor momento del jugador oriundo de Las Piedras, ya que está por inscribir su nombre en la historia del fútbol grande del Interior, convirtiéndose en el goleador del Torneo Nacional de Clubes con 15 goles, habiendo solo un jugador en la historia que marcó mas de 15 goles en un torneo: Santiago Barboza del Lavalleja de Rocha, que en la edición 2011 marcó 18 goles, después aparecen con 13 tantos  Juan Martín Luna de Conventos de Melo en 2005, Sebastián Martínez de Wanderers de Artigas en 2006,  Ricardo Martínez de Liverpool de Canelones y Mario Amorín de San Carlos en 2009, mientras que con 12 goles aparece Jorge Cuartas del 18 de Julio de Fray Bentos en el ya lejano 1982.

Además desde el 2004 que un equipo maragato no tiene al goleador del Torneo, cuando Fabián Morán vistiendo la camiseta de Tito Borjas se consagrara como máximo anotador con 8 conquistas; antes de él hubo otros que supieron ser los pichichis de la Copa de Campeones, arrancando en el año 67 cuando Hugo Machín jugando para Universal fuera el goleador con 9 goles, en 1968 Oscar Camy de Central, Angel Cardellac y Hugo Machín ambos de Universal quedarían como goleadores con 3 goles, luego en 1973 Iván Morales de Nacional con 5, en 1983 y 1984 Héctor Senattore de Río Negro lo lograría con 6 goles en cada torneo, en 1997 Darío Bravo de Río Negro con 8, y en 2003 Fabricio Martínez de Río Negro también con 8 tantos.

Desde 1995 no se da que el goleador del Torneo pertenezca al equipo campeón, cuando Rómulo Fernández jugando para Porongos lograra con 8 goles convertirse en el máximo artillero y además levantar la Copa en aquel recordado Porongos del 95, que incluso llegara a jugar la Liguilla Pre-Libertadores, y la Primera fase de la Copa Conmebol; 17 años después, Central va por romper la racha, con Pablo Cabrera como estandarte y figura de este equipo decano que buscará traer la gloria nuevamente al departamento, después de 22 años de sequía, desde que Río Negro en 1990 la levantara por última vez.

 

Por Daniel Calero.

Compartílo con tu gente. VamoArriba!

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments